“Nadie tiene más ilusión que yo”

Y un día volvió Aimar. Ya se sumó al plantel, hará la pretemporada, quiere jugar y contó sus sensaciones.

Y un día volvió Pablo Aimar. Luego de 14 años, cuando se marchó al Valencia, el cordobés pegó la vuelta. Hubo muchos amagues en este tiempo, pero él no coqueteó con su casa. Sólo retornaría si se sentía en condiciones. No lo hizo en julio y se operó de un sobrehueso. A consciencia, trabajó con un kinesiólogo, un fisioterapeuta y un preparador físico. Repartió sus tiempos entre su Río Cuarto natal y Buenos Aires, donde hacía consultas médicas y visitaba amigos.

Uno de ellos era Enzo Francescoli, quien no paraba de meterle fichas para ponerse otra vez la 10. Gallardo lo aceptó sin dudas y juntos se motivaron para lo que viene, un 2015 cargadísimo para el más grande del país.

Y un día volvió Aimar. Sintió los olores del Monumental otra vez (sólo había vuelto con la casaca de la Selección) y se subió al avión junto a sus compañeros para comenzar la pretemporada. Y habló, obvió.

“Me genera mucha alegría tener la sensación de que me den la oportunidad de volver al club del cual soy hincha y me crié. Voy a intentar…la idea es volver a jugar al fútbol en buen nivel y en este equipo. Me pongo a disposición de ellos (cuerpo técnico) y me brindan la posibilidad de recuperarme dentro del grupo. Nadie tiene mas ilusión que yo, por eso agoté todos los intentos y este es el último que tengo, hacerlo desde adentro”, contó con las ganas de un pibe que recién empieza.

Exitos, Payaso.

Imagen: Prensa River