#AnuarioPM: “Octubre, acá está River, el pragmático”

Llegó octubre con un atisbo de duda después de la merma por el rendimiento pero con la moral bien alta por seguir adelante en todos los frentes. Sin embargo, el traspié en la Copa Argentina comenzaba a evidenciar un River más trabajador y menos aplanador. Así y todo, alargaba distancia en el Torneo y pisaba fuerte en la Copa.

El primer desafío, como para arrancar un mes movido, fue el Superclásico. River, recientemente coronado como el equipo más popular de Sudamérica, iba contra un Boca disminuido en intenciones y posibilidades.

La película del Superclásico:

El clima, esa intensa lluvia y la increíble decisión de Vigliano de jugar el partido a pesar de que los charcos y la imposibilidad de hacer dos pases seguidos, complotó contra el local que pudo salvar las vestiduras gracias a una corajeada del DT y la aparición goleadora del siempre importante Germán Pezzella. El festejo quedó trunco para una multitud que se mojó durante más de tres horas.

IMG_4282

Con la frente en alta por otro partido sin derrotas ante Boca y la posesión de la cima del Torneo con una diferencia abismal, River fue a San Juan con la intención de ser semifinalista de la Copa Argentina. Pero había llegado el recambio, la tan pedida rotación, y el resultado no sería el esperado. Bruno Urribarri, figura en la ronda anterior, esta vez no pudo desde los 12 pasos y a pesar del dominio Millonario, fue Central el que accedió a la siguiente etapa. Eliminación dolorosa pero continuación de un invicto que sería histórico días después…

Había que levantar el rendimiento y mostrar entereza para lo que seguía. El Parque de la Independencia se mostraba como el escenario ideal para hacerlo. Newell’s, de armas tomar en su recinto, parecía una prueba de nivel y River la tomó como tal. Gracias a un cabezazo salvador de Ramiro Funes Mori, el Millonario se llevó tres puntos para cortar una sequía de siete años sin sonreír en la casa del Leproso. Los récords se acumulaban y River se mostraba vivo y coleando.

funes mori

Metido de lleno en la pelea por el Torneo, era momento de viajar al exterior por primera vez en la Copa Sudamericana. Tocaba Paraguay, Libertad, y ese partido que quedará en la historia. Lo perdía 1 a 0 y tenía un penal en contra. Se cortó la luz y al volver safó de la situación apremiante gracias al error de Hernán Rodrigo López. Convirtó gracias a un profundo Funes Mori, que jugaba de 3 por la ausencia de Vangioni (días antes debutaba en Hong Kong con la Selección Argentina), y de nuevo la falta de luz. Allí, cuando las dudas amenazaban, aparecieron los pibes: Driussi primero, Simeone después para un 3 a 1 que daba estirpe copera a un equipo que más tarde refrendaría ese mote.

DSC_5842

El fixture no daba descanso. Quedaban tres partidos para que se fuera el mes y parecía que cuanto más rápido pasaban los días, más pesaban las piernas y la seguidilla de partidos. Esperaba un noviembre para el infarto pero aún no se sabía de eso… River acumulaba festejos, miraba para adelante y sumaba diferencias en el torneo y la Copa. Fue 3 a 0 contra Belgrano para recuperar el juego y continuar con las cifras siderales. Para ese entonces, Teo acumulaba 10 goles en 10 fechas, de otro planeta.

IMG_4213

Luego, la vuelta por la Copa traía consigo una buena noticia: Estudiantes de la Plata era el rival de cuartos y, a pesar del intenso trajinar, no había que viajar. Fue 2 a 0 tranquilo para el Millonario con goles de Mercado y Simeone.

IMG_8219

Quizás temprana, quizás embalentonada por la cantidad de encuentros sin derrota (iban 28 por aquella fecha), nos preguntamos ¿Quién para a River? La respuesta llegaría días más tarde. Pero daba la impresión que no habría caídas hasta 2015. El equipo se reponía de todo: Dio vuelta el 1 a 0 ante Rafaela y le ganó 2 a 1; perdía 1 a 0 con Estudiantes por la ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana y se llevó un 2 a 1 que lo dejaba casi clasificado. Pequeño detalle: Todo eso fue de visitante. Además, contaba con un Pisculichi ejemplar que ya se medía con los grandes y que se preparaba para entrar en los ídolos del club.

IMG_8267

Así se iba octubre: 6 victorias, dos empates, 29 partidos sin perder, casi clasificado a la semifinal de la Sudamericana y con 5 puntos de ventaja sobre el segundo en el torneo. Parecía que nunca se iba a acabar la alegría hasta que llegó noviembre…

Imágenes: Nicolás Aboaf.