El “rival” de la Libertadores

A Gallardo le preocupan los viajes que hará en la Copa. Por eso quiere un plantel competitivo: “Para no sufrir tanto”, dice el DT.

River tendrá que recorrer 13.800 kilómetros en la primera fase de la Libertadores. Así quedó determinado el itinerario luego de confirmarse el grupo 6, integrado además por San José de Bolivia, Tigres de México y Juan Aurich de Perú.

Las expediciones a Oruro, Monterrey y Chiclayo son motivo de preocupación para Gallardo: “Siempre te fijás en eso porque los viajes son lo que realmente complica. Y nos tocaron viajes largos. Encima algunos no son directos, entonces perdés horas.Y además tenés que volver y jugar partidos con mucha intensidad en el fútbol argentino. Pero trataremos de armar un plantel competitivo para no sufrir tanto esa cuestión”.

La confesión del DT en Clarín, independientemente de la cuestión deportiva, hace que tanto subirse al avión sea un verdadero “rival” para River. Igualmente, hay confianza: “En este club, la Copa Libertadores es el desafío, porque nos ha sido esquiva muchas veces en la historia, más allá de que se consiguió en dos oportunidades. Entonces cada vez que se juega se genera ese entusiasmo por querer ganarla. Pero muchas veces no se da. Por ejemplo, en 2004 y 2005 River tuvo muy buenos equipos, se llegó a semifinales pero no se nos dio. Es una copa que entusiasma cada vez que se juega y genera una ilusión extraordinaria”.

- En la última Libertadores que ganó River ponía un equipo de local (ofensivo) y otro afuera. ¿Pensás en eso o tendrán siempre la misma idea?

-No. Creo que los tiempos van cambiando y te tenés que ir renovando. Soy un convencido de que al fútbol se sigue jugando con una sola pelota y que para ganar tenés que tener varias herramientas. No sólo jugar bien, sino mostrar también otras facetas que hay que tener a la hora de jugar partidos decisivos. Un ejemplo fue esta Copa Sudamericana que ganamos, que no va a variar mucho de cómo se juega en la Libertadores. A esta Sudamericana se le dio mucho valor por la calidad de equipos que la jugaron. Y como entrenador esta copa me ha marcado mucho, de acuerdo a cómo ha jugado el equipo y de las virtudes que tuvo, que no solamente tuvieron que ver con jugar bien, sino también porque tuvo un enorme carácter, una fuerte mentalidad y un estado de espíritu muy alto.