#AnuarioPM: “Julio, dificultades y una pérdida irreparable”

El período de Marcelo Gallardo abría una nueva historia, la vara estaba muy alta como para hacer análisis objetivos. La radio-pasillo se prendió rápido después del debut: 1 a 1 con Armenio con titulares, mucho por mejorar y poco para decir. Sólo se hablaba de comienzo de época, de trabajo, trabajo y más trabajo. IMG_3980 Sin saberlo, Gallardo ya contaba con todos los refuerzos que tendría para una temporada de triple competencia: Julio Chiarini y Leonardo Pisculichi. El entrenador era claro, pedía sólo un delantero y los rumores no tardaron en llegar. Los que si se demoraron fueron los pretendidos: Lucas Pratto, Ignacio Scocco y Lucas Albertengo. ¡Traigan un delantero! se escuchaba en las reuniones del DT con los dirigentes… A pesar del fanatismo de Albertengo o los 5 millones que se ofrecieron por Pratto, ninguno llegaría y se pensaba que Teo se iba a Europa después del Mundial. IMG_4174 Si bien no llegaría nadie más, hubo hechos que hablan de la coherencia del cuerpo técnico y la dirigencia. Por ese entonces, se peleaba por traer a dos jugadores que hoy suenan más concretos: Pablo Aimar y Tabaré Viudez. Seis meses después, parece que ambos vestirán la banda. IMG_3336 Todo pareció una trivialidad luego del fallecimiento de Jorge ‘Topo’ López en Brasil. El Mundial consagratorio para varios ex River fue el encargado de llevarse a uno de los periodistas más queridos del plantel. Parte importante del staff de Olé y La Red, el Topo era uno de los que seguía a River desde más cerca. La Comisión Directiva tomó la destacable decisión de darle su nombre a la sala de prensa del club en un emotivo acto que contó con la presencia de su esposa, Verónica Brunatti.

La definición contra Ferro:

Se iba julio con más de una pregunta. La victoria no llegaba y el mes se despedía con una igualdad en Colombia contra Millonarios de Colombia (luego perdería por penales) y un 0 a 0 con Ferro en el debut de la Copa Argentina que sería matizado sólo por el triunfo desde los 12 pasos y la aparición de varios pibes. ¿Quién sería el volante central? Esa pregunta rebotaba con más fuerza que en junio a raíz de la falta de juego. Matías Kranevitter, todavía, esperaba en el banco…