#AnuarioPM: “Mayo, se fue campeón”

Quedaban apenas tres finales para ponerle la frutilla al postre. A River no se le podía escapar el campeonato. No desfilaba, pero daba más garantías que los demás equipos.

IMG_3192

Contra Racing jugó un partidazo. Siempre fue arriba en el marcador y hasta metió golazo. Pero casi se queda con las manos vacías más por error propio que por virtud del rival.

La Academia de Merlo no tenía nada que perder en el Monumental. Preocupó hasta el último minuto, aunque hubiera injusto que River no ganara aquella tarde noche. Cavenaghi de penal, Carbonero al ángulo después de una gran maniobra armada por Villalva y Lanzini y el Torito de taco provocaron el 3-2, pero sobre el final Ariel Rojas metió la mano y… penal para Racing. Increíble.

Chichizola se hizo héroe:

Un empate hubiera hipotecado las chances de River. Pero al Chino lo salvó Chichizola, con una atajada fenomenal ante el fierrazo de zurda de otro Chino, Saja. El arquero otra vez era determinante para sostener un resultado.

A la semana siguiente, el equipo de Ramón fue a La Paternal contra el descendido Argentinos Juniors. Le costó 45 minutos meterse en el partido. Cuando lo hizo, se llevó un 2-0 tranquilo con gritos de Mercado y Teo Gutiérrez.

La fiesta final fue en el Monumental. Fue un cierre a lo River. Con lujos y goleada. 5-0 a Quilmes para desatar un festejo que incluyó las lágrimas del riojano, algo poco común en un hombre tan simpático como poco demostrativo.

IMG_0555

River era campeón luego de seis años. Llegaba a su 35° título y era un verdadero desahogo para todo Núñez. Encima, la flamante CD debutaba con una vuelta olímpica.

IMG_3192

La yapa fue seis días más tarde, en San Luis. Con un cabezazo de Germán Pezzella, River le ganó 1-0 a San Lorenzo en la Superfinal que determinó al mejor de la temporada 2013-2014.

El club pasaba por las mejores horas después de mucho tiempo. Todo era felicidad. Pero de pronto una noticia inesperada -o no tanto- sacudiría el ambiente.

IMG_0769

Ramón Díaz se iba luego de su noveno título en el club. Era -es- el DT más ganador de la historia, aunque había decidido romper el vínculo con River, que lo unía hasta finales de 2015. Para los dirigentes fue un cimbronazo, aunque nadie se opuso a su salida.

IMG_5301

Así y todo, con el interinato de Gustavo Zapata, el equipo viajó a México para jugar un amistoso con Boca. En el mítico Azteca, tras empatar 1-1, River festejó en los penales.

Otra victoria contra Boca:

Un nuevo DT estaba por arreglar, pero la ida del Pelado aún hacía ruido. El, como había prometido, se iba campeón. Ni más ni menos.

Imágenes: Nicolás Aboaf