#AnuarioPM: “Febrero, cuando la crisis se hizo presente”

Febrero arrancó perfecto. El 1° Boca era víctima otra vez del equipo de Ramón Díaz, quien venció en Mendoza por 2-1, con tantos de Mercado y Teo Gutiérrez.

3° Superclásico: Victoria y Copa.

El campeonato estaba a la vuelta de la esquina. Aunque el juego no terminaba de aparecer por completo, el invicto contra el eterno rival, algo que sería una costumbre a lo largo del año, aportaba confianza para consolidar a la tropa. Y Ramón iba por su desquite en un club, el más ganador del fútbol argentino, que festejaba un torneo local desde 2008.

En el campeonato el estreno fue ante Gimnasia. La diferencia pudo ser mayor, pero apenas fue 1-0, con un soberbio remate desde afuera de Leonardo Ponzio.

En la segunda fecha tocó el primer viaje al Interior. Rosario fue el destino y Central el rival. River comenzó ganando por una excelente contra terminada por Lanzini. Pero se quedó y el Canalla llegó al 1-1. 4 puntos sobre 6 no estaba nada mal.

Lo dicho: el equipo sumaba, pero en el juego no era consistente. Por eso iba a recibir un duro golpe en su casa, donde sólo perdería dos veces en todo el año. Godoy Cruz fue el que asestó el primer mazazo. River ganaba de arranque por un gol de Cavenaghi, el primero en su vuelta, pero los mendocinos, con justicia, lo dieron vuelta y festejaron sobre la hora. 1-2. Y dudas.

El primer mazazo:

Los problemas se acrecentaron en Santa Fe. Colón peleaba el descenso, pero esa noche parecía que peleaba por el título. Fue una caída 3-1 sin atenuantes. Cavenaghi logró el descuento, pero el panorama era desalentador. Un cuadro a la deriva, sin línea y con Ramón cambiando de sistema (ese día jugó con línea de 3 y debutó el juvenil Víctor Cabrera).

IMG_1559

Había que meter un volantazo para salir de la mala. De lo contrario, Díaz no iba a poder cumplir con su promesa de irse campeón de Núñez.

Imágenes: Nicolás Aboaf