“Se lo dedico a mi vieja”

En el medio de la euforia, Gallardo no se olvidó de su madre, a la que perdió hace un par de semanas.

Emocionado, con los ojos reventados de lágrimas. Así estaba Gallardo, quien recién en los últimos 5 minutos pudo aflojarse y reírse un poco. Porque como siempre vivió el partido a full, hablando con Matías Biscay y sin parar de dar indicaciones. En el final, aunque la euforia lo invadía, no se olvidó su madre Ana, a la que perdió hace un par de semanas.

“Esto fue difícil porque pasaron muchas cosas estos meses, se lo quiero dedicar a mi vieja”, dijo mientras se fundía en un abrazo con su hijo Nahuel, que siempre mire los partidos pegados a su padre.

El Muñeco tampoco se olvidó de su plantel: “Gracias a los jugadores, que interpretaron cómo había que jugar. Fueron muy solidarios, mostraron esfuerzo y tuvieron el reconocimiento de la gente. Fue muy bueno el equipo”, contó sobre el triunfo en la final.

“Hoy nos podemos encontrar festejando en esta etapa. Estoy orgulloso por haber venido a este club, en el que me inicié y me críe como jugador. Además, me formé como persona”, cerró en el vestuario mientras seguía repartiendo abrazos.

Imagen: Nicolas Aboaf