Los puntajes de la final: figuras todos

Figuras todos. Desde el primer hincha hasta el último jugador, pasando por todos los dirigentes y el cuerpo técnico.

Marcelo Barovero (10): Uno de los artífices de semejante gesta. Su pico de importancia fue en el penal que le contuvo a Gigliotti, pero siempre fue de los mejores y hoy lo cerró con el arco en cero.

Gabriel Mercado (10): Se merecía una noche como esta después de perderse la ida y de dejar tanto en cada serie. Gol para abrir el partido y encaminar el título.

Germán Pezzella (10): El primer soldado, siempre a tiro, siempre efectivo. Metió el primer y el último gol de River en la Copa, fue un muro atrás.

Ramiro Funes Mori (10): Goles importantes, siempre victorioso en el mano a mano. Demostró que no está para cubrir baches, es titular y juega como tal.

Leonel Vangioni (10): Ida y vuelta, sacrificio y demostración de talento. El Piri dejó todo siempre y en silencio fue una de las figuras de la consagración.

Carlos Sánchez (10): Volvió para esto, para la ovación, para el ‘uruguayo, uruguayo’, para catapultarse a su Selección y hacer olvidar a Carbonero. Vital ante Libertad y Estudiantes, ambos de visitante, importantísimo siempre.

Leonardo Ponzio (10): Cambió murmullos por aplausos y ovación. El click fue la serie ante Boca, no saldrá más del corazón del hincha, se lo ganó a base de esfuerzo.

Ariel Rojas (10): Una máquina silenciosa, el que hace que River no se desequilibre y rinda siempre de bien para arriba. Es el que más jugó y se lo valora.

Leonardo Pisculichi (10): Llegó en silencio y en seis meses hizo delirar al hincha. Figura ante Boca, le dio la serie a River. Gol gigante en Colombia para cerrar la serie con ventaja. Guante en la final para tirar dos centros que fueron asistencia y gol. Se fue ovacionado, ya se ganó al hincha y la 10.

Rodrigo Mora (10): Sin él, el sueño podría haber qudado trunco ante Estudiantes. Pero apareció afuera y también en casa para ganar la serie más difícil de la Copa.

Teo Gutiérrez (10): Se le cerró el arco en la final, pero eso no cambia todo lo que hizo a lo largo del camino. Fue eje de referencia para el juego ofensivo de River, de cara al arco y a sus compañeros.

Marcelo Gallardo (10): Siempre la decisión atinada, la palabra precisa y la conducta intachable. Todo River lo pondera y elogia, una revolución Millonaria que espera continuar mucho tiempo más.

Plantel (10): El festejo alocado de Martín Aguirre, que ni siquiera fue al banco en toda la Copa, habla de la unidad de este grupo intachable. Lo mismo para Cavenaghi, que volvió de la lesión y no tuvo aires de divo, jugó para el conjunto, aprovechando sus chances y siempre aportando. Gracias a todos.

Imagen: Nicolás Aboaf