Todas las finales coperas en casa

Pasión Monumental hace un repaso de los partidos internacionales que River jugó en el Monumental. 

En el fútbol argentino hay mucho mito. Algunos se jactan de coperos. O de que en su cancha no caen nunca. Se habla de estadios inexpugnables como una ligereza notable. En este caso, en el de River, algunos datos sirven para ilustrar el porqué de aquellos mitos. Falsos, infundados, carentes de sostén.

River jugó 9 finales internacionales en su estadio. Contabiliza 7 victorias, un empate y una derrota . Algún mal agorero dirá “siempre hay una primera vez”. No, a confiar que el cuadro de Gallardo mantendrá el invicto contra Atlético Nacional. Aquí, un repaso de todos los choques decisivos en busca de una copa.

- Libertadores 1966: pierde 4-2 en Uruguay, pero acá le gana 3-2 a Peñarol, con dos goles de Ermindo Onega y uno de Sarnari para forzar un tercer partido, en Santiago, donde cae 4-2.

- Libertadores 1976: se va goleado 4-1 en Belo Horizonte, aunque en el Liberti vence 2-1 a Cruzeiro, con tantos de Juan José López y Pedro González. El “bueno” otra vez es en Chile. Con una formación diezmada (ausentes Fillol, Passarella, Jota Jota), pierde 3-2 con los brasileños.

- Libertadores 1986: el grito de Juan Gilberto Funes contra América de Cali es la rubrica para estirar el global al 3-1 y levantar la primera copa de la historia.

- Interamericana 1987: Deportivo Alajuelense de Costa Rica, campeón de la Concacaf, se lleva un 3-0 del equipo entonces ya dirigido por Carlos Griguol. La meten Villazán, Funes y Héctor Enrique. El primer chico había sido 0-0.

- Supercopa 1991: en la ida, Higuaín y Rivarola, de penal, ponen el 2-0 contra Cruzeiro, quien en la revancha lo daría vuelta.

- Libertadpres 1996: otra vez con América de Cali para lograr la segunda copa. Crespo convierte por duplicado para el 2-0 tras el 0-1 en Colombia.

- Supercopa 1997: luego del 0-0 en Brasil, Marcelo Salas se convierte en figura. Dos goles para el 2-1 contra San Pablo.

- Recopa 1997: la única caída. Fue con Cruzeiro. 0-3. Venía de un 2-0 en contra en el Minerao. La particularidad es que aquel choque en Núñez también era válido por la fase de grupos de la Copa Mercosur 1999. Una rareza.

- Sudamericana 2003: la última final. 3-3 con el ignoto Cienciano, quien finalmente sería campeón por el 1-0 en Arequipa. En la ida había sido 3-3, con tantos de Maxi López (2) y Salas.