“Era impensado creer que íbamos a estar acá”

Francescoli describe el presente, elogia a Gallardo, pero es realista: “Si hace seis meses me decían que íbamos a estar jugando una final y peleando el torneo, firmaba cualquier papel en cualquier lugar”.

Sincero. Sin vueltas. Así estuvo Enzo Francescoli cuando en Jogo Bonito le preguntaron por el presente de este River. “Si hace seis meses me decían que íbamos a estar acá, jugando una final y peleando el torneo, firmaba cualquier papel en cualquier lugar. Era impensado pensar que íbamos a estar acá”.

Clarito el Príncipe, que siempre parece inmutable aunque sepa que él también es parte de este momento. Porque cuando Ramón Díaz renunció, los dirigentes apostaron a su conocimiento y experiencia. Francescoli escuchó sugerencias, pero no dudó en jugársela por el Muñeco, al que banca a muerte independientemente de los resultados. “Están dos finales no cambiarán el panorama de lo que pensamos que ha hecho Gallardo este semestre. Lo hablamos antes del partido más trascendental de estos años, que fue el Superclásico. Personalmente no me cambia. Se entiende que el hincha se frustre si el miércoles no pasa lo que esperamos que pase o si el domingo Racing gana y nos supera. Pero al hincha lo tengo que dejar a un lado, yo estoy en la parte de la conducción del club, en la parte deportiva y debo tener la suficiente capacidad de aislarme de esto y  pensar que esto es un laburo. Entiendo al hincha, pero hay que pensar que se hicieron las cosas muy bien, este es el camino”, insistió.

Si bien la Copa está más “fácil” de ganar porque depende de River, el secretario deportivo también opinó acerca de las chances del equipo en el el campeonato:  “Siempre hay esperanza mientras existan posibilidades numéricas. Racing tiene su partido de local y obviamente tiene una ventaja muy grande, pero hay que esperar. Se hizo un gran sacrificio jugando cada tres días durante casi todo el torneo”. 

Para Enzo, la clave estuvo en dos situaciones puntuales: “El partido contra Olimpo fue clave porque nos hubiera permitido tener mucho más resto. Y también el partido que se suspendió con Estudiantes, que lo tuvimos que jugar justo la semana que íbamos a tener libre. Había jugadores que se estaban empezando a lastimar y estaban muy saturados hasta de la cabeza y tenían que recuperar. Luego vinieron los clásicos y en el medio ir a la cancha de Racing”.

Francescoli no desconoce que en el futuro se necesitarán un par de refuerzos, pero respalda lo realizado por este plantel y los jóvenes: “Acá hay un gran nivel profesional, intelectual, son chicos muy tranquilos que piensan solo en tratar de superarse. Hay mucho jóvenes, que es también algo bueno, que se superan día a día. Sobre todo teniendo en cuenta que estos seis meses iban a ser de transición, si bien en el mercado nosotros intentamos comprar aquellos jugadores que creíamos que nos iban a reforzar el equipo, pero como no se pudo nos quedamos como estábamos. Para nosotros los chicos tienen un gran aprobado. Le han hecho frente a una situación difícil hasta jugar partidos como el de Racing, que era un partido de visitante con un estadio lleno y no fuimos superados en casi todo el partido. Así es el futbol, ellos hicieron un gol y nosotros no. Obviamente no están para ganar un campeonato y de eso es consciente todo River y por supuesto el técnico. Nuestra idea no es traer jugadores por traer, sino traer los que creemos que necesitamos traer. Cuando River asegure su economía y pueda presentarse en el mercado como corresponde, creemos que ahí va a encontrar una ventaja importante”.

El Príncipe se refirió a algunos nombres claves para esta actualidad: “La incorporación de Pisculichi es gracias a Marcelo, él me dijo que había hablado con él que lo trajéramos. Ha dado muchísimos resultados. La lesión de Kranevitter fue una de las cosas inesperadas que nos tocó vivir, pero por suerte tenemos un grupo que está siempre en la sombra, que es el cuerpo médico, y que han recuperado a él y a Fernando Cavenaghi en tiempo récord. Es una tranquilidad para el club que hay gente profesional de primer nivel trabajando. Y Carlos Sánchez está muy bien y necesitábamos su nacionalización y por suerte le llegó su citación y eso lo dejo tranquilo. Ahora se abriría un cupo que nos permitiría traer un jugador del extranjero, pero todavía estamos en un momento muy especial. Después del miércoles preparamos una reunión con Marcelo para hablar del tema y ver un poco todo”.

En el final, el secretario técnico opinó de lo mejor del torneo: “River, aunque haya bajado su nivel de juego, antes de eso estaba muy lejos del resto. En el equilibrio ha sido para mí el mejor en cuanto a juego, después hay varios equipos que han hecho muy bien las cosas. Independiente viene de la B, que no es nada simple y con un equipo bastante joven, Racing también hizo las cosas bien con muchísimos cambios. De los jugadores, Teo Gutierrez fue muy importante, Pisculichi fue un diferente. Fuera de River, Saja fue importantísimo para Racing, si logran ser campeones, gran parte es gracias a él”.