“Fueron dos meses difíciles”

Kranevitter volvió a jugar, contó sus sensaciones y confía en ganar la Sudamericana.

Y un día volvió el Colo Kranevitter. Lo hizo casi en tiempo récord, porque cuando se fracturó el quinto metatarsiano, el 21 de septiembre, pocos creían que iba a estar presente en este 2014. Le puso garra y los médicos lo ayudaron para que esté presente.

River lo extrañó desde el juego y el regresó en un momento cumbre: la final de la Copa Sudamericana. Por eso Gallardo lo puso en los últimos 15 minutos contra Atlético Nacional.  “Esperé muchísimo para tener esta oportunidad de jugar. Fueron dos meses difíciles, pero pude jugar al menos un rato”, dijo.

Sobre lo que sucedió en Medellín, recalcó que “Nacional es un gran equipo. En el segundo tiempo, pudimos jugar mejor y, gracias a Dios, vino el gol”.

El tucumano se tiene fe para lo que viene, la revancha en el Monumental: “Va a ser diferente con nuestra gente. Espero que terminemos de la mejor manera”.