El de los goles importantes

¿Quién? Pisculichi. Como ante Boca, apareció en un momento clave para empatar una historia difícil.

En cada partido, se confirma que Leonardo Pisculichi ha sido uno de los grandes refuerzos de River de los últimos años. Porque al club prácticamente no le costó un peso y los dividendos se ven donde más importa, en la cancha.

Piscu llegó golpeado por el descenso con Argentinos y se convenció que tenía que ser el enganche de River tras la salida de Lanzini. Con otras características, ya es el 10 del equipo, el que a veces parece que se va de los partidos, pero cuando reaparece demuestra porqué es uno de los mejores pateadores del fútbol argentino.

Piscu es el de los goles importantes. Hace una semana le puso la rubrica al triunfo más festejado de los últimos años: el 1-0 contra Boca que lo depositó a River en la final de la Sudamericana. Y en Colombia dijo otra vez presente.

El equipo la pasaba mal, pero ajustó las tuercas en el segundo tiempo y el número 15 metió un sablazo de zurda que Armani no supo retener. ¿Golazo? No. Hay responsabilidad del arquero de Atlético Nacional. Pero por la importancia que tuvo para River sí lo fue.

Piscu lleva 7 goles con la banda roja en 25 partidos. Con un plus: 4 fueron desde afuera del área, 3 con pelota en movimiento y uno de tiro libre. Como esta noche. El explicó el secreto de su pegada: El de los goles importantes. “Cuando la corrí para el costado y me saqué un jugador de encima, me decidí a pegarle”, contó con mucha naturalidad.

También habló del partido: “En el segundo tiempo jugamos como debíamos. Marcelo nos corrigió un par de errores y sirvió para sacar un empate ante un gran equipo, esperemos hacer las cosas bien en casa. Tenemos esa ventaja, hay que hacerla valer “.