Teo juega de local

En su país, Gutiérrez estará acompañado por 30 familiares, que se correrán de Barranquilla a Medellín para alentarlo en la final de la Copa.

“Atlético Nacional es un buen equipo, esta es una ciudad muy futbolera, pero nosotros venimos a hacer nuestro juego y saldremos a atacar”.

Teófilo Gutiérrez avisa. Advierte. Es apenas una frase al pasar en el poco contacto con la prensa, ya sea argentina o colombiana. Los medios de su país lo siguen, ven en él a la principal atracción de un rival que llegó a tierras cafeteras para conquistar una copa tras 17 años. Ojo, los de Medellín no lo hacen desde 1989, cuando lograron la Libertadores.

Pero, lo dicho, es Teo el hombre a seguir. Y él será local aunque esté emparentado con Junior de Barranquilla. Porque estará acompañado por cerca de 30 familiares que irán hasta el Atanasio Girardot.

¿Ronald, su hermano, hincha de Boca, lo alentará? Difícil.