Un ratito del Torito

Cavenaghi jugó los últimos cinco minutos y explotó de felicidad en el final.

No se sabía cuántos minutos, pero Gallardo había metido a Fernando Cavenaghi en el banco con la intención de hacerlo jugar un rato. Fue apenas un ratito del Torito.

Entró a los 40 minutos del segundo tiempo por un extenuado Mora y tuvo una chance de gol: su tiro cruzado se fue muy lejos tras un pase de Sánchez.

Ya jugó con Racing, ahora sumó más ritmo de competencia. Quizás entre otra vez con Banfield. Por ahora, será suplente del uruguayo. Aunque su jerarquía es determinante para este tramo final.

Como se ve en la foto, la emoción fue muy grande para el 9, que luce la 18 en la Copa.

Imagen: Nicolás Aboaf