Enorme Trapito

Barovero fue clave para meterse en la final. De entrada le atajó un penal a Gigliotti y sostuvo el cero con solvencia.

Hasta esta noche, Marcelo Barovero había atajado apenas 5 penales en su carrera sobre 49 que le ejecutaron (sumando definiciones).

En River llevaba dos paradas: con Unión, en 2013, a Franzoia, y a Caballero en la definición contra Ferro, por la Copa Argentina 2014.

No es un especialista en la materia, pero puso toda su intuición para taparle un disparo a Gigliotti en el comienzo del partido. Fundamental.

Luego fue determinante para bancar el cero, como en el excelente achique ante un disparo del 9 de Boca, con quien tuvo un altercado en el segundo tiempo. En un choque, Gigliotti fue mal y en la caída Trapito, enorme Trapito, sintió una molestia en el hombro izquierdo.

Aguantó como pudo a pesar del dolor. Gigante.

Imagen: Nicolás Aboaf