Suspensión a barras con derecho de admisión

El club se presentó como querellante luego de la pelea entre violentos en la confitería y confirmó que todos aquellos que no pueden entrar al estadio tampoco podrán ingresar al club.

Luego de lo que pasó el martes en la confitería del club, con la batalla entre barrabravas, el club tenía que moverse rápido. Primero, para comenzar a limpiar a los barrabravas. Luego, para evitar cualquier tipo de suspensión sobre el Monumental.

A la mañana, D’Onofrio había adelantado que tenía previsto echar a los violentos que son socios y se pasean por los pasillos de la institución. Ahora, a través de un comunicado oficial, River confirmó que “todos aquellos que se encuentran con derecho de admisión para el ingreso al estadio en los días de partido, además serán suspendidos como socios, no pudiendo hacer uso de ninguno de los derechos establecidos en el estatuto del club”. Un paso hacia adelante, aunque para la expulsión falta ya que esto debe ser refrendado por la Asamblea.

Además, la fiscal Claudia Katok se hizo presente en Núñez y recorrió el lugar en el que se produjeron los incidentes de ayer por la tarde. Observó las imágenes registradas por el sistema de cámara, gracias al cual se logró identificar a quienes cometieron los actos de vandalismo. La causa fue caratulada como lesiones leves y daños, que es excarcelable. Aunque podría cambiar en los próximos días. Por otra parte, Katok le tomó declaraciones testimoniales al personal de seguridad interna y de la confitería.

Ignacio Villarroel, abogado y vocal titular, explicó: “De esta manera, River reafirma el espíritu de colaboración permanente con la Justicia para esclarecer los hechos ocurridos el martes por la tarde”.

Por último, el Ministerio de Seguridad le hizo saber a los dirigentes que el Monumental no corre peligro de sanción alguna.