Puntajes vs. Racing: La nada misma

El análisis individual de la caída en Avellaneda.

Marcelo Barovero (5): Sacó un mano a mano imposible, pero el rebote no lo favoreció y no pudo hacer nada en el gol de Ramiro Funes Mori.

Ezequiel Mammana (5): Es zaguero, pero en el lateral hizo lo que pudo y casi no sufrió con Centurión, uno de los más desequilibrantes del local.

Germán Pezzella (5): Mucho trabajo por arriba, poco más que cabezazos para rechazar peligro de Racing.

Ramiro Funes Mori (4): Un imponderable nuevamente lo deja como la mancha de la derrota. Gol en contra tras un rebote desafortunado. Después de eso tuvo una buena actuación, pero fue culpable de la derrota.

Bruno Urribarri (4): Quizás porque uno esté acostumbrado a Vangioni, el resto le parece deplorable. Pero no pasó al ataque, le costó en la marca y no pudo encontrarle nunca la vuelta al partido.

Augusto Solari (4): Le cuesta mucho hacer pie en el primer equipo. Es el suplente que más chances tuvo y nunca pudo aprovecharla. Esta vez jugó de volante por la derecha, su lugar en la cancha, y se mostró flojo tanto en la entrega como en el desborde. Tuvo una posibilidad de gol que le tapó Saja.

Ezequiel Cirigliano (5): Mucho toque, recuperación en la mitad de la cancha y una buena actuación después de tanta inactividad en Primera División.

Guido Rodríguez (4): Es muy joven todavía, su inmadurez le juega en contra. Faltas infantiles, poca recuperación. Se fue reemplazado.

Osmar Ferreyra (4,5): Aportó desde la pelota parada, no más que eso. No desequilibró, no tiró un centro en todo el partido y se le notó demasiado la inactividad.

Sebastián Driussi (5): Mucho empuje, pero otra vez su juventud le jugó en contra. Tuvo una sólo y sin arquero, le pegó mordido y se fue afuera. Podría haber empezado a encaminar la victoria.

Lucas Boyé (4): Pivoteó con criterio en el primer tiempo, se perdió en el complemento entre errores en la entrega y deficientes decisiones.

Fernando Cavenaghi (5): Volvió después de más de seis meses, se le notó la falta de actividad y cayó reiteradamente en posición adelantada. Más allá de eso, su regreso es la única buena de la noche.

Tomás Martínez (4): Faltaba juego y el DT le dio la responsabilidad de hacerse cargo de ello. La pidió siempre, pero nunca pudo sacarse un hombre de encima en una defensa muy cerrada. No cambió la variable ni aportó algo que invite a creer en la remontada.

Juan Cruz Kaprof: no calificó.

Imagen: Nicolás Aboaf