Porqué hay que “temerle” a Delfino

El árbitro del Superclásico es presionado por Boca desde varios lugares, pero River más motivos para objetar a quien impartirá justicia el próximo jueves.

A tres días del Superclásico que dejará a River o Boca en la final de la Copa Sudamericana, desde la Ribera calentaron el clima. Detrás de la figura de Germán Delfino ven algo raro. Se sienten perjudicados en la previa. La realidad, cuando se hace el repaso fino, que al que menos favoreció el hombre de la AAA (Asociación Argentina de Arbitros) es al Millonario.

Delfino arbitró en 17 veces a River, con 9 igualdades, 5 éxitos y 3 perdidos. En cambio, al Xeneize lo dirigió en 12 encuentros, con 7 victorias, 2 empates y 3 derrotas.

Se recuerdan varios episodios, entre los cuales se destacan dos que se dieron en el Torneo Final 2013, cuando River fue subcampeón. Los altercados fueron con Ramón Díaz. Primero, en la cancha de San Lorenzo, echó al entrenador por haber ingresado tarde al campo de juego. Y eso que River llegó tarde al Gasometro por un problema en el tránsito y el juez no fue flexible con el pedido de retrasar el comienzo del encuentro.

En la Bombonera, otra vez se la agarró con el riojano, quien aparentemente se habría excedido en la protesta y lo expulsó en el segundo tiempo.

ramon-delfino

delfinoAhora, Delfino dirigirá por tercera vez un Superclásico. El primero fue aquel 1-1 y luego el 1-0 de Boca por el Inicial 2013. Hay que revisar los números. Las situaciones. Para que no instalen lo que no es. Para entender porqué River puede “temerle” más a Delfino