Hay equipo y sorpresas

El pedido se hizo efectivo. Con el título de reciente campeón sobre el pecho y la cima del torneo en su posesión, Marcelo Gallardo eligió guardar jugadores para el partido de vuelta contra Boca e irá con suplentes ante Racing.

El foco es amplio. Se piensa en el torneo, cierto, pero quedar eliminado en la Copa sería un fracaso. Lo sabe el cuerpo ténico, lo entienden los jugadores y más aún después de la guerra en la Boca. Por eso, el entrenador decidió mover el fondo del plantel y le dará una oportunidad grande a esos que entraron de a poco a lo largo de la temporada.

Con la vuelta de Cirigliano confirmada y un cambio de esquema que responde al rival de turno y a la disposición de los jugadores, River será: Barovero; Mammana, Pezzella, Funes Mori, Urribarri; Solari, Cirigliano, Rodríguez, Ferreyra; Boyé y Driussi.

Una buena… Cave irá al banco y la idea de Gallardo es empezar a darle rodajes. ¿Le dará algunos minutos en la revancha por la Copa?