Un “refuerzo” en un momento cumbre

Fernando Cavenaghi se concentra y podría ir al banco contra Racing. Recuperado de la bursitis, no juega desde mayo.

Una vuelta esperada. Por todos. Por él. Por Gallardo. Por sus compañeros. Por los dirigentes. Por los hinchas. Regresa Fernando Cavenaghi. Sí, leyó bien. Retorna el capitán en un momento cumbre del semestre. Casi un “refuerzo” para el Muñeco.

El 9 es parte de la lista de concentrados para el partido con Racing y estaría en el banco el próximo domingo. Ya no tiene dolores de la bursitis en el dedo gordo del pie derecho y está muy motivado y consciente que hizo todo bien para esta vuelta. Además le hizo muy bien jugar 90 minutos en reserva para ganar ritmo, aunque no sea el mismo que en Primera.

Porque se operó en agosto luego de probar con varios tratamientos, aunque ninguno resultó. Pasar por el quirófano fue aliviador  y la mejor decisión que pudo haber tomado. De lo contrario, el retorno hubiera sido más difícil de lo imaginado. Es más: a sus íntimos alguna vez les confesó que si no se sentía bien colgaba los botines.

Pero vuelve. Y en qué momento… Con River puntero del torneo y jugando una verdadera final en Avellaneda. Con la revancha copera ante Boca a la vuelta de la esquina. Su sueño es también estar ahí, dar una mano para meter a River en la final de la Sudamericana.

El Torito, que está a un gol de los 100 con la banda roja, no juega desde mayo (en la Superfinal ante San Lorenzo), cuando ya lesionado y machucado por tantas infiltraciones dijo basta. Que el regreso sea con gloria.