Puntajes vs. Olimpo: Otro magro partido

En un partido chato, con poco juego asociado y escasos momentos de rebeldía individual, River no mostró grandes figuras pero sí un jugador clave: Ramiro Funes Mori, por su gol y por el error en el de la igualdad.

Marcelo Barovero (5): Dos intervenciones sin peligro y una en la que no pudo responder. Arriesgó de más en momentos de partido caliente.

Gabriel Mercado (5): Poco aporte en el ataque, se lo vio cansado y errático al momento de centrar. Empezó con baches en defensa y se acomodó rápido para no pasar problemas.

Jonatan Maidana (5,5): El mejor de la línea de fondo. Bien por arriba, empuje para sacar el equipo adelante cuando Olimpo aguardaba en su área.

Ramiro Funes Mori (5): Pintaba para partido cerrado para el Mellizo hasta que falló en el gol de Borja y se desplomó su puntuación. Determinante error para un partido que deja abierta la historia en el campeonato.

Leonel Vangioni (5): Buen primer tiempo, con ataque constante y exigencia para la línea de fondo aurinegra. Se apagó en el segundo tiempo y terminó escuchando los pedidos desesperados de Gallardo para que pasara más al ataque.

Leonardo Ponzio (4): Su presencia en la cancha se explica desde la inmadurez de Rodríguez y la falta de rodaje en Primera de Ezequiel Cirigliano. Errático en los pases, lento para la recuperación, siempre tarda más de la cuenta en ceder la pelota y cuando lo hace no es garantía.

Guido Rodríguez (4,5): Todavía le falta. Duda más de lo que ejecuta, corta con criterio pero todavía no se anima a soltar el pie para el pase largo. Por lo tanto, se desdibuja.

Ariel Rojas (5,5): Siempre regular, fue nexo fundamental entre defensa y ataque en el primer tiempo, y colaboró para cubrir el bache que dejó Vangioni en el sector izquierdo del ataque Millonario.

Leonardo Pisculichi (6): Toque distintivo. Tuvo todo para convertir en el primer tiempo, generó para él y para sus compañeros a través de su zurda mágica. En el segundo tiempo no encontró los momentos para ser punzante, pero siempre la pidió. El único que invitaba a pensar que podría revolucionarse el ataque de River.

Rodrigo Mora (5): Poco aporte de Mora, que arrancó para comerse crudo a los rivales y se fue desdibujando con el correr de los minutos hasta llegar a un nivel que lo expulsó de la cancha al banco.

Lucas Boyé (5): Mucho peligro en el primer tiempo y errático segundo tiempo, tomando malas decisiones. Salió.

Juan Cruz Kaprof (5): Debutó en el torneo y por eso el análisis se hace relativo. Poco aporte, le faltó engranar con el resto del equipo.

Tomás Martínez (5): Aportó el único pase claro de cara al gol en todo el segundo tiempo. Lo dejó sólo contra el gol a Gio Simeone. Después, se apagó con centros erráticos y poco cambio de ritmo ante una defensa abroquelada.

Giovanni Simeone (5): Mucha lucha, tuvo un mano a mano para ganarlo y lo cerró bien Champagne.

Imagen: Nicolás Aboaf