Ciri, otro que se copa

Cirigliano fue incluido en la lista de la Sudamericana por Federico Vega y tiene chances de aparecer contra Boca.

Hace dos meses estaba colgado, entrenándose en soledad. Aún era hombre de River. Gallardo lo tenía en cuenta, pero él no estaba seguro de continuar. Habló con el DT, con los dirigentes, con Francescoli. Se convenció que lo querían y hasta renovó el vínculo hasta diciembre de 2016.

“Si sigue así va a terminar cortando el pasto”, amenazó Rodolfo D’Onofrio cuando la situación se había tornado difícil. Pero todo cambió. Tras una charla con el Muñeco, comenzó a moverse con la reserva y actualmente juega en el preliminar. Es el capitán y luce contento, con ganas de revancha luego de una etapa complicada de su vida.

Gallardo ya lo había llevado al banco ante Rosario Central, por la Copa Argentina. Ahora le hace un hueco en la nómina de la Sudamericana. Con el número 4, entrará por Federico Vega. Al DT le encanta. Lo iba a usar en 2015, pero la baja de Kranevitter, sumado a que Ponzio y Guido Rodríguez no terminan de encajar, apuraron los plazos.

Ezequiel Cirigliano tiene su revancha.