Vangioni, tocado por todos lados

El Piri sufrió un corte en la nariz, pero salió por una lesión en la cadera.

Terminó roto por todos lados. No fue la mejor noche de Leonel Vangioni. Y no sólo por su discreto partido, sino porque le pasó de todo.

En el final del primer tiempo sufrió un corte en la nariz y a los 5 minutos del segundo tuvo que salir por una molestia en la cadera tras un choque con Auzqui. Entró Balanta, que se acomodó muy bien en el fondo, corriéndose Funes Mori al lateral.

Igualmente, el Piri no puede jugar el próximo domingo, por el torneo local, porque llegó a las cinco amarillas. Opciones para reemplazarlo hay: que el mellizo siga de 3 o que aparezca Urribarri, quien en La Plata se quedó afuera del banco de suplentes.

Imagen: Nicolás Aboaf