Puntajes vs. Estudiantes: El doble agente, la figura

En un partido en el que River supo sufrir pero también disfrutar, todos tuvieron su minuto de gloria. Pero Sánchez se destacó en los dos momentos y fue el mejor de un equipo que sólo piensa en ganar, incluso perdiendo.

Marcelo Barovero (6): Por momentos arriesga más de la cuenta, algo impropio en él hasta ahora. Pero está, siempre responde y hoy lo hizo en tres ocasiones para cortar situaciones de gol.

Gabriel Mercado (6): Bien en el ida y vuelta, retrocedió con inteligencia y no sufrió ataques rivales.

Jonatan Maidana (6): Firme desde arriba, bartolero con los pies, efectivo siempre.

Ramiro Funes Mori (5): Exceso de confianza en el primer tiempo para el gol de Estudiantes. Enganchó para adentro y Vera se la robó. Se redimió salvando lo que era el 2-1 de Gil Romero. El resultado final y sus actuaciones previas matizaron un error que podría haber sido decisivo para el futuro del equipo.

Leonel Vangioni (5,5): Fue con inteligencia, pero arriesgó demás en la salida y generó contras del rival. No tan eficiente como en otros partidos.

Carlos Sánchez (7,5): Justificó la convocatoria de Tabárez con una actuación de selección. Cortó y repartió, asistió y generó los goles con dos centros venenosos. Apareció por derecha e izquierda. Una maquinita, una ausencia vital en la vuelta.

Leonardo Ponzio (7): Un laburador del mediocampo. Rozó, golpeó y recuperó. Se embarró como hace tiempo no lo hacía y, además, cedió con criterio y responsabilidad. Uno de esos partidos del Ponzio que pedía selección.

Ariel Rojas (6): Toque preciso, desgaste para estar en todos los sectores de la cancha y responder con solvencia en todas las intervenciones.

Leonardo Pisculichi (6): Gran primer tiempo con pelota al pie y triangulación para generar situaciones en campo rival. Con el equipo andando como una orquesta, tocó simple para dar vértigo. Estuvo cerca del gol arrancando desde la derecha. Se fue reemplazado y extenuado.

Rodrigo Mora (6): En su cumpleaños, se (nos) regaló un gol clave para dar vuelta una historia que pintaba complicada y que significó un quiebre en la imagen del equipo.

Teófilo Gutiérrez (6): Generoso, inteligente y decisivo. Cada pelota que tocó fue un aporte para el equipo, tanto de cara al gol como para la construcción de la jugada. Todos se quedarán con el centro de Sánchez y el gol en contra de Schunke, pero fue él quien limpió una jugada que no conducía a nada y que le dio media clasificación a River.

Eder Alvarez Balanta (6,5): Se acomodó en esta nueva situación (desconocida para él),  que es la de ser suplente. Y cada vez que entra, le recuerda al técnico y a los hinchas que sigue siendo el defensor de calidad europea. Prestancia para cortar bien arriba y entregar con criterio. Se lanzó en ataque y lo hizo con solvencia.

Sebastián Driussi y Augusto Solari: pocos minutos, no calificaron.

Imagen: Nicolás Aboaf