“Es uno de los mejores regalos de cumpleaños que tuve”

Mora sopló 27 velitas con un gol de cabeza para empatar una historia complicada.

“Es uno de los mejores cumpleaños que tuve”.

El día a Rodrigo Mora le cerró por todos lados. Porque al mediodía, cuando estaba en la concentración, un empleado le mandó una torta por sus 27 años. Y a la noche, en La Plata, le puso la cabeza a un gran centro de otro uruguayo, Sánchez, para poner el 1-1 y darle calma a una historia complicada. Por eso la alegría en el final.

Mora cortó una sequía de ocho partidos sin convertir (6 por campeonato y 2 por Sudamericana). Su último grito había sido en el 4-1 a Independiente, el 21 de septiembre. Marcó su gol 14 en River en 62 partidos, pero lo relevante es que fue su séptimo grito en el semestre sobre 19 encuentros jugados.

“Sumamos mucho, ganamos un gran partido. No nos dejaron jugar mucho en el primer tiempo, pero en el segundo manejamos más la pelota”, recalcó el punta. Y ya se puso a pensar en lo que viene: “todavía nos queda mucho. Ahora a pensar en el domingo, que jugamos otra vez con ellos (por Estudiantes)”.

Y no se olvidó del estado físico y de la fortaleza del conjunto: “Hemos hecho una buena pretemporada, hemos trabajado muy bien, no podemos parar de correr. Ademas el grupo está unido y sabe lo que quiere”.

Imagen: Nicolás Aboaf