“Cuando tenés un estilo, ya ganaste algo”

Marcelo Gallardo valora el nivel que le pudo imprimir a este plantel, pero sabe que “si lo coronás con un campeonato, mejor todavía”. 

El River de Marcelo Gallardo juega como jugaba él: bien. Se crió en Núñez, sabe lo que gusta y, en ese contexto, apostó por recuperar una identidad futbolística que todo el mundo River celebra. Y eso lo pone orgulloso: “Cuando tenés una idea y un funcionamiento y la gente se identifica con eso, podes ganar o perder, y si no se da el campeonato lo intentaste desde las formas. Cuando tenés un estilo, que es lo más dificil de lograr, ya ganaste algo. Si lo podes coronar con un campeonato mejor todavía”.

Gallardo no es tonto. Es consciente que todos los rivales le harán más fuerza a este River líder y puntero en el torneo y en cuartos de la Sudamericana. Lleva 27 partidos invictos, pero ahora llegó el momento de no aflojar. Hay que revalidar todo lo bueno que se hizo con más juego y resultados. Si se da lo primero, lo segundo llega solo.

En charla con América & Closs, Gallardo siguió defendiendo una manera: “Cuando asumís la responsabilidad de dirigir un equipo como River, ser campeón es uno de los primeros objetivos que uno tiene. Los jugadores se sienten representados por esta forma y cada vez se convencen más de que es la mejor propuesta para afrontar cada partido. ¿Corremos riesgos? Sí, corremos riesgos”.

El DT analizó el futuro inmediato: “Los rivales siempre quieren ganarle al puntero del campeonato, para cortar una racha positiva en cuanto al juego. Ni Rafaela creo que quiera cambiar mucho de lo que viene haciendo ni nosotros vamos a cambiar lo nuestro. Tomaremos recaudos sobre las virtudes de los rivales. Pero tenemos una forma, un estilo, y no lo vamos a cambiar”, afirmó.

Y remarcó porqué se fastidia cuando se demora el juego: “No me enojo con los locales, me enojo con los árbitros que son permisivos con esas cosas (sobre esconder las pelotas). Después queremos un fútbol mejor, que no se esté permanente sacando ventaja. Me enojo porque deberían contar bien el tiempo que se pierde, porque jugamos 48 minutos de 90. Lo digo cuando voy ganando y perdiendo. Me gusta que sea justo para todos. Hasta a Barovero le pido que se apure, pasa que él viene de Rafaela”, cerró entre sonrisas y sin faltar el respeto.