Torito casi a punto

Cavenaghi ya tiene el alta y en 20 días podrá entrenarse con normalidad. Su idea es jugar las últimas fechas del torneo.

No juega desde el 24 de mayo, cuando River le ganó la Superfinal a San Lorenzo. Probó diferentes tratamientos luego de haberse infiltrado desde marzo por una maldita bursitis en el dedo gordo del pie derecho. Nada le dio resultado, hasta que el 14 de agosto se tuvo que operar. Fue la mejor decisión que tomó Fernando Cavenaghi, porque luego de pasar por el quirófano está muy cerca de volver a las canchas.

Sí, el Torito ya recibió el alta médica y se prepara para jugar en las últimas fechas del torneo. Esa es su idea, el tiempo y el físico dirán si puede ser posible. De lo contrario, el regreso será en 2015 para jugar y ganar la Copa Libertadores.

La obsesión del capitán es llegar a los 100 goles con la banda roja. Pero también no ve la hora de ayudar en el campo de juego. Es clave su presencia para la buena onda grupal. Disfruta de lo que ve de sus compañeros. Aunque quiere estar adentro, festejar, tirar paredes con Teo…

En los últimos días, Cavenaghi se entrenó con normalidad. Participó de ensayos informales de fútbol y le pegó a la pelota sin sentir dolores. Por eso, en las próximas tres semanas hará una minipretemporada para afinar la máquina. Luego vendrá lo más exigente: acoplarse a la estructura y al ritmo del equipo de Gallardo.