“Me dieron vacaciones, pero no aguanté y me vine a entrenar”

Kranevitter se recupera con ganas de su fractura y apunta a llegar OK a la pretemporada.

“Voy evolucionando, tratando de hacer lo que puedo. El pie está tomando forma de vuelta y de a poco voy a empezar a caminar. A veces siento que pensar en lo que pasó me hace mal. Sé que estaba en un muy buen momento, pero ahora tengo que poner la cabeza en recuperarme”.

Hace 3 semanas que sufrió la fractura del quinto metatarsiano del pie derecho, pero Matías Kranevitter ya no está triste como en un principio. Cambió el chip rápidamente y ya está motivado para volver. “Me dieron vacaciones y que me recupere en mi casa, pero no aguanté y me vine a entrenar. Todos los días entreno y hago kinesiología con los doctores. Se acerca diciembre y tengo dos meses para arrancar la pretemporada lo mejor posible”, se ilusionó en Esto es River.

Uno de sus lamentos, además de no poder darle una mano a River, es haberse perdido la gira asiática con la Selección. “Sí, eso lo padecí mucho, porque cualquiera sueña con jugar con esa camiseta. Pero me pone contento que hasta los doctores me llamen y se preocupen por mi”, cuenta.

¿Cómo tolera este momento independientemente de sus ganas de regresar el año que viene a la canchas? “Mis compañeros me llamaron todos, el apoyo del vestuario me hace muy bien. Yo me sentía contento adentro de la cancha, hacía lo que tenía que hacer. Terminaba los partidos y me iba feliz a mi casa porque hacía las cosas bien. Por eso ahora lo que mas extraño es jugar en el Monumental”.
El Colo dejó la 5 vacante. Hoy el puesto, su puesto, lo ocupa Ponzio. ¿Cómo lo ve desde afuera? “Se amoldó muy bien, tiene mucha trayectoria y no va a tener problemas. Espero que le vaya bien como hasta ahora, al igual que a todos los compañeros”.

Y le manda un mensaje a la gente: “Al hincha le agradezco por toda la fuerza que me dan para volver a jugar. Voy a hacer lo posible para recuperarme rápido y volver cuanto antes”.