A no caerse

Luego de la eliminación en la Copa Argentina, River se entrenó en San Juan con la mente puesta en Newell’s. Gallardo pondrá lo mejor que tiene a mano.

No hay tiempos de lamentos. Si bien la Copa Argentina aparecía tercera en la lista de prioridades para este semestre, a nadie en el mundo River le cayó bien la eliminación por penales ante Central. Pero el foco ya está puesto en el torneo local, cuya próxima estación es Rosario, con Newell’s en el horizonte cercano. Luego se verá cómo se encara el duelo contra Libertad, el próximo jueves, por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Gallardo no quiere que nadie se caiga. Esa es la cuestión. Ni de espíritu ni desde el juego. El técnico quedó conforme por la prestación de los jóvenes en la noche sanjuanina. “Nos faltó estar finos en la definición”, explicó el Muñeco. Y ahora quiere que en 72 horas el equipo recobre la contundencia.

Hubo una breve charla. También trabajos de velocidad, reacción y definición en el estadio Del Bicentenario de San Juan. Por eso viajaron 22 futbolistas. Para que nadie pierda un día de tareas grupales de cara al choque con la Lepra.

¿El equipo? River pidió el artículo 225 para que Funes Mori pueda estar luego de su expulsión en el Superclásico. Urribarri entrará por Vangioni. Boyé será el 9 por Teo Gutiérrez, quien también está con su selección.

Los once serían: Barovero; Mercado, Maidana, Funes Mori, Urribarri; Sánchez, Ponzio, Rojas; Pisculichi; Mora y Boyé.

El plantel vuelve a la tarde a Buenos Aires y el sábado, luego del entrenamiento matutino, en el Monumental, viajará a Rosario.