“Nos perjudicó muchísimo”

Ante las especulaciones sobre una posible presión ejercida por River para jugar el Superclásico a pesar del estado del campo de juego, Rodolfo D’Onofrio lo dejó en claro: “Nos perjudicó muchísimo”, sentenció.

Que por el calendario, que por la gente, que por la vergüenza que hubiese significado suspender un clásico de local… Todas esas versiones corrieron desde el momento en que comenzó a llover antes del Superclásico, hasta ahora. Lo cierto es que, como dijo el entrenador, la gran parte del plantel y ahora el presidente, River jugó por debajo de sus expectativas a raíz del estado del terreno.

“No sé hasta dónde lo podía perjudicar el agua a Boca, lo que sí estoy seguro es que a River lo perjudica muchísimo. A River lo que le conviene es tener una cancha rápida pero no una pelota que se frente. Esperemos que pare esta mala suerte de la lluvia”, manifestó el máximo mandatario.

Sin embargo, destacó cómo ese sentimiento de urgencia hizo aparecer nuevamente la ligazón entre todos los que formamos parte del club. “La lluvia no paró nunca y la gente ahí, entusiasmada, cantando, alentando. Hay una unión tan grande entre hinchas, jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, que River está pasando un momento muy lindo que hay que disfrutarlo. La cancha aguantó todo, pero lamentablemente fue un partido más de waterpolo que de fútbol”.

En cuanto a la presencia de Ramón y Emiliano en el palco oficial, ponderó: “Ramón nos ha hecho ganar todo, es su casa. Y cuando lo invitamos en realidad para este River – Boca era un partido especial, pero no necesita invitación, tampoco Emiliano. Y en el empate nos dimos un abrazo enorme como hinchas. Es el sentimiento que tenemos todos”.

Y cerró: “Emiliano estaba sintiendo el partido como si fuera el ayudante técnico, porque estaba dando indicaciones como ‘tenés que ir para acá’ o ‘hacé tal cosa’. Los dos estaban encantados de estar en River, sienten pasión por River. Son fanáticos igual que nosotros”.