Los puntajes del Superclásico: El de los goles importantes

River buscó con todo el fútbol que el césped le permitió y con todas las ganas y la actitud que demuestra en cada partido. No se pudo, fue empate y Germán Pezzella, con su gol, se convirtió en la figura del partido.

Marcelo Barovero (6): Error en el gol, tarda en salir. Flojo en la salida y para entender que el campo de juego obligaba a salir largo. Dos bloopers casi lo dejan a River sin nada.

Gabriel Mercado (6): Mucho esfuerzo para ser un extremo derecho más que un lateral. Ganó siempre por su sector, manejó con cautela la pelota y ayudó en el desnivel.

Jonatan Maidana (6): Impasable por arriba, inteligente para cortar antes de que la pelota picara y para alejar el peligro.

Ramiro Funes Mori (6): Flojo en la salida, con errores propios de un jugador con confianza. No era el partido ni el césped el adecuado para sobrar la situación. Se fue expulsado.

Leonel Vangioni (5): Intentó jugar por abajo y la cancha no lo dejó. En ese contexto, revirtió la situación sobre el final del primer tiempo y tuvo que salir con amarilla.

Carlos Sánchez (6): Mucho despliegue para colaborar con la marca y siempre meter centros precisos para desnivelar en un terreno imposible.

Leonardo Ponzio (6): Bien en la marca, tomando los tiempos de la faz defensiva. Alternó buenas y malas en la entrega.

Ariel Rojas (6): Siempre claro, entendiendo desde el primer minuto cómo había que jugar el partido. Pase corto cuando se podía, pero siempre desprendiéndose rápido de la pelota para no cometer errores que dejen a la defensa mano a mano.

Leonardo Pisculichi (6): Intentó jugar, cuidó la pelota cuando pudo pero no llegó a desnivelar en ofensiva.

Rodrigo Mora (6): Si bien forzó a la defensa rival en la búsqueda de conseguir una conquista, el penal que erró determinó su responsabilidad en el empate.

Teófilo Gutiérrez (6): Mucho despliegue, pase preciso y vértigo de cara al área. Le llevó un tiempo entender que no era el día para jugar por abajo. Bajó todo lo que le tiraron desde arriba.

Lucas Boyé (6): Genera mucho y todo por capacidad de movimiento, inteligencia y potencia. Pero todo eso que genera, lo desperdicia. Tuvo dos jugadas para ser el héroe de la noche y ambas se fueron más de cinco metros por arriba del travesaño.

Augusto Solari (6): Poca incidencia en el juego, trató de buscar por arriba a sus compañero y alternó buenas con malas.

Germán Pezzella (7): Entró a ganar el partido como ya es habitual en él. Esta vez, por inteligencia y picardía del DT, fue de nueve y en la primera que tocó la mandó a guardar. Gracias a él, River no se lamenta en este Clásico.

Imagen: Nicolás Aboaf