“Hicieron tiempo desde que empezó el partido”

Ofuscado por el desarrollo del partido y con el sinsabor de no poder volver a sumar de a tres, Marcelo Gallardo fue claro y preciso con su lectura. 

Se sabe que River es el equipo que más propone y más quiere en todo el fútbol argentino. Eso, claro, en condiciones normales. Hoy, con la cancha injugable, fue imposible intentar desarrollar el juego que propone el equipo de Gallardo. Así y todo, siempre fue por más y dio la sensación de que el rival se sintió inferior desde antes de llegar a Núñez.

“El que hace el gol en este tipo de partidos suele encontrar la cosa favorablemente porque el trámite te permite refugiarte y ver si tenés alguna contra. Si nos hubiese pasado eso quizás nos hubiese favorecido. Pero a nosotros nos golpean y no nos terminan de tirar. No me voy contento con el empate porque creo que merecíamos más pero también entiendo que hay partidos que son difíciles de empatar por las condiciones y este fue uno de esos partidos”, analizó el entrenador.

Además, no escatimó palabras a la hora de explicar el trámite del partido. “Desde que arrancó el partido Boca se dedicó a hacer tiempo. No reniego pero a veces que queremos un fútbol más dinámico, que se juegue más y se hace tiempo, se detiene, se hace tiempo y tiempo. Se tarda 30 segundos en hacer un saque de arco o un lateral. A mí me gustaría, ganando y perdiendo, que se jugara más. No reniego de el planteo de cada equipo, todos tienen sus formas pero los árbitros deberían acelarar eso”, remarcó.

Sobre la decisión de poner a Pezzella de delantero, soslayó: “Necesitábamos buscarlo por arriba y no teníamos opciones por abajo por el estado del césped. Pezzella es muy fuerte de arriba así que le pedí que fuera de nueve. Se dio que hizo el gol, salió bien pero quizás si no la hubiese metido podrían haber criticado el cambio”.

Relativizó el error de Vigliano y ponderó: “Era un partido muy complicado para todo, incluso para el árbitro. No le era fácil para él, por la lluvia y el roce físico. El error, en el momento yo pensé que había sido penal. El hace el movimiento pero no pega en la mano. Los árbitros se equivocan, nosotros también”.

Mientras que cerró con un análisis de la decisión de jugar con la cancha en el estado en el que estaba. “Más allá de todo lo que pasó en el partido, a favor y en contra. Desde el juego no se puede analizar demasiado. Tuvimos más situaciones para concretar que Boca. Era una situación completa para los que tenían que decidir. La pelota por más que no rodaran en el campo, dentro de todo se pudo jugar por arriba. No facilitó el espectáculo. Da la sensación que si hubiese estado mejor el campo el juego podría haber sido mejor y creo que nos hubiese favorecido porque somos más ambiciosos que Boca”.

Imagen: Nicolás Aboaf