“Queremos regalar un triunfo con buen juego”

Gallardo no negocia el estilo en el partido más importante del semestre. Y avisa: “A los jugadores los veo contentos, alegres y convencidos”.

¿Cuántas veces usted dijo “los clásicos se ganan como sea”? ¿Qué es como sea? ¿Existe el como sea? Obviamente que los tres puntos se festejan, pero en la víspera de un nuevo River-Boca, Marcelo Gallardo hizo una declaración de principios.

“A mí, particularmente, me gustaría regalarle no sólo un triunfo a la gente sino también que sea de buena manera, con autoridad, con buen juego. Ese es el sentimiento que tenemos para con el hincha, que seguramente colmará el estadio. Queremos un River que pueda lucirse el domingo, ojalá estemos a la altura. Obviamente tendremos un rival difícil enfrente, pero lo vamos a intentar”.

- ¿Llegan bien?

– Muy bien, fue una buen semana, preparamos el partido de la mejor manera posible. Pudimos refrescar conceptos y recuperar jugadores que venían sintiendo del desgate. Los veo muy bien, muy contentos, alegre, convencidos. No vemos la hora de salir a jugar el partido. La ansiedad existe y uno quiere anticiparse a los hechos, pero hay que manejarlo todo con tranquilidad.

- ¿Hay mucha preocupación sobre lo que pueda generar Boca?

– Profundizamos lo nuestro, queremos recuperar la frescura que en algunos tramos finales de la cancha perdimos. Son cosas puntuales. Le mostramos a los jugadores cómo juega Boca, ya saben los detalles que debemos tener en cuenta. Igual hay que pensar en lo nuestro. Si estamos bien, como creo que estamos, vamos a responder de muy buena manera.

- Dijiste que los rivales esperan que River se caiga…

– Me preguntaron si sentía eso, pero no tengo más para decir.

- D’Onofrio dice que este el mejor River  que vio en su vida.

– Si él lo dijo será por algo, tiene más años que yo y vio varios equipos de la historia. Me genera respeto y orgullo, pero siempre manteniendo el perfil que este equipo tiene. Acá hay que confirmar cada partido lo que venimos haciendo y consolidar lo nuestro. Los comentarios son buenos, atractivos y escuchados, pero hay que estar enfocados en lo nuestro. Apostar a la humildad para crecer individual y, sobre todo, colectivamente.

- Se te nota feliz, contento. 

– Estoy tranquilo, más allá que sé lo que significa este partido. Todo se potencia, pero hay que disfrutarlo. Ya habrá momento para ponerse más tenso. A mí me ocurre a la hora del partido, que lo vivo de otra manera. Pero la semana fue linda porque yo los veo convencidos a ellos.

- ¿Dónde pensás que se va a jugar el partido?

– No queremos ceder el protagonismo, queremos mantener las cualidades que manifestamos, jugar en el campo de ellos y a partir de ahí tener el control de la pelota y dañarlo. No vamos a cambiar la manera.

- ¿La lluvia puede beneficiar?

– No sé, espero que el tiempo sea bueno, no sólo para nosotros sino también para la gente.

- El Vasco mando a regar la cancha en la semana.

– Igual espero que no llueva, así se puede dar un mejor espectáculo. Si hizo eso, está bien, los técnicos están en los detalles.

- ¿Hay algo especial que te inquiete de Boca?

– Me preocupa lo normal porque tiene buenos jugadores. Tomaremos recaudos, pero siempre pensando primero en lo nuestro. Tratremos de evitar sus buenas armas. Boca es un buen equipo.

- Sólo hay un 5 en los concentrados: Ponzio. ¿Qué hacés si pasa algo?

– Disculpame, no lo puedo contestar. No puedo decir cómo me voy a arreglar, porque le estoy dando una idea al rival.

- ¿Le dijiste algo Teo por la tapa de Olé y el cartelito de “No fue corner”?

– Lamento que eso pase, uno a veces prefiere que no para no herir susceptibilidades. No fue mal intencionado lo que hizo. A veces somos inocentes o víctimas de cosas que pueden llegar a pasar después de una respuesta. Hablé con él y hasta estaba un poco sorprendido, pero no pasa de ahí, no hay mayor importancia.

- ¿Hablaste mucho en la semana?

– A veces no hay que decir tanto, el jugador ya tiene demaisado en la cabeza y hasta puede ser perjudicial. La motivación ya está, ya lo sienten.

- ¿Qué no les puede faltar?

– Espero que no nos falte nada. Seguro que la intención va a estar. Después veremos si se desarrolla o no, pero eso no puede faltar.

- Boca pone jugadores con pocas experiencia en Superclásicos. ¿Esto puede incidir?

– Tal vez sí, tal vez no, no se sabe hasta que se juegue un partido. Hay jugadores de Boca que llegaron hace poco al club, tienen pocos partidos, pero querrán tener un debut soñado. Mejoraron con respecto a como empezaron el torneo, están intentando jugar con una cierta ambición. No es fácil plasmarlo rápidamente, pero está probando.

- River, en cambio, tiene más experiencia. ¿Eso les suma?

– Las historias se escriben hoy. Quizás a algún jugador le viene bien tener un lindo recuerdo de otro clásico, pero todos los partidos son diferentes y este no será la excepción. Yo quiero que escriban otra buena página.

- ¿Te hubiera gustado jugar?

– No vivo ni pienso esas cuestiones porque son imposibles. Disfruto el lugar donde estoy. Ni siquiera me puse a pensar cómo sería vivirlo, porque ya lo hice. Cuando pasó, sabía que había jugado mi último Superclásico.

- ¿Ganar sería un envión anímico para el título?

– Es demasiado pronto, aún estamos a mitad del campeonato, queda mucho por jugar. El que gana este tipo de partidos se potencia de buenas energías para lo que viene, pero no es tan decisivo.