Teo, tras los pasos de Bernabé

Gutiérrez convirtió por noveno partido consecutivo en torneos locales y quedó a a tres de Ferreyra.
Por Bernabé Ferreyra, comprado a Tigre en los comienzos de la década del 30, River logró el mote de millonario. La Fiera revolucionó el ataque y metió más goles que partidos jugados: 187 en 185. En 1932 marcó en 12 partidos de forma consecutiva. Ahora, la revolución la marca Teo, que no para de meterla desde hace 9 en lo que va del año. Crack.
Además, Gutiérrez es el único goleador del campeonato, con siete conquistas. Ahora aprovechó el error garrafal de Tula, que la dejó corta le quiso entregar la pelota hacia atrás a Diego Rodríguez. El 19 eludió al arquero rojo y definió con el arco a su merced. Y hasta peló una camiseta que decía “Feliz cumple, Fer”, por los 31 que festejó Cavenaghi.
“Los goleadores son así. Tienen que estar ahí para coger la presa”, dijo con una sonrisa de oreja a oreja.
Imagen: Nicolás Aboaf