Piscu, cada día mejor

Pisculichi metió un golazo de tiro libre y en cada partido afirma su condición de manija del River de Gallardo.

Fue a lo Beto Alonso. A lo D’Alessandro. ¿Cuántos zurdos con la 10 en la espalda, aunque él juegue con la 15, fueron capaces de causar miedo con un tiro libre? Eso lo logró Leonardo Pisculichi para abrir el camino de la victoria en el clásico.

El ex Argentinos cada día juega mejor. Se adaptó rápidamente al mundo River, ese que a veces exige un período de adaptación. Resuelve todo fácil y su pegada es premium.

Metió su tercer gol con la banda roja y encima lo hizo por un vía que River no festejaba desde el 28 de octubre de 2012, por un remate de Ponzio ante Boca.

Piscu festejó llevándose la pelota a la panza, ya que será papá en poco tiempo. Quizás el bebé venga con un título bajo el brazo.

Imagen: Nicolás Aboaf