“Disfruto mucho desde el arco”

Lo dice Marcelo Barovero, espectador de lujo del River que gana y gusta.

En una época no tan lejana, Marcelo Barovero era figura de River. Ahora no. Ahora goza. Disfruta. Este equipo que recibió apenas dos goles en contra en el torneo (él uno, ante San Lorenzo, el otro lo sufrió Chiarini, con Gimnasia) le da poco trabajo. Y Trapito dice: “Disfruto mucho desde el arco”.

Que le lleguen poco tiene un porqué y el arquero lo explica: “Cuando tenemos la pelota nuestra defensa achica al medio y tenemos un equipo corto”. Este análisis coincide con lo que se ve en la cancha. Es más: ante Tigre no recibió un tiro al arco, el único fue de Vitti y se fue arriba del travesaño. El rival puede jugar mal, pero el mérito es de River, que anula los circuitos contrarios desde la tenencia y la presión.

“Lo importante es no mirar más allá del partido que viene para no gastar energías de más”, cerró Barovero, cauto con el presente y entusiasmado con el futuro.