La mala suerte de Aguirre

El volante será operado de una lesión en el cuadriceps izquierdo. Hace dos años que el Gula vive el calvario de las lesiones.

Todo arrancó en octubre de 2012, cuando en un Superclásico que salió 2-2 en el Monumental, se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda. Fue el comienzo de un largo calvario. Y ahora Martín Aguirre tendrá que pasar por el quirófano nuevamente, ya que el doctor Pedro Hansing lo operará del cuadriceps izquierdo.

El ex Olimpo había arrancado bien el año, incluso jugó un amistoso de verano ante Estudiantes. Ese día sufrió un desgarro y ahí comenzó la mala otra vez. Nunca se pudo reponer del todo y, exceptuando algún partido de reserva, no pudo participar de la obtención del título 35.

Su último partido oficial fue en noviembre de 2013, cuando entró un rato en el 0-1 con Racing, en Avellaneda.

Llegó a River a mediados de 2011. En total, lleva 43 partidos jugados y 6 goles. Fue clave en la primera parte del ascenso por sus goles, su versatilidad en la cancha y su esfuerzo. Ahora tendrá que sacrificarse un poco más para volver.