Tomate un Piscu

Pisculichi la rompió. Hizo un golazo y metió una delicia de pase en el gol de Teo. El enganche cada vez mejor como enganche de River.
Parece lento, pero lo que manda es la cabeza. Y Leonardo Pisculichi es de esos jugadores. Cada vez más adaptado a River, otra vez la rompió. Metió un golazo y un pase en el Gasómetro.
En su primera gran acción recibió levemente recostado sobre la izquierda y sin dudar sacó un balazo que se clavó en el palo izquierdo. Así convirtió su segundo tanto con la banda roja, ya que el otro fue ante Central.
Luego hizo todo bien al recibir un cambio de frente desde la derecha: la bajó, gambeteó a Cetto y le puso el pase a Teo, que tuvo que empujarla casi debajo del arco.
“Lo importante es lo del equipo, lo que me pide Marcelo y está saliendo todo bien. Todo el equipo está jugando bien y uno se inserta en ese esquema. Jugamos de igual manera en cualquier cancha”, reconoció el que juega con el número 15 pero lo está haciendo muy bien como un típico 10.
Imagen: Nicolás Aboaf