La figura de todos los partidos

Teo fue el mejor de un River sin fisuras y con puntos altos.

Marcelo Barovero (6): Poco requerido, respondió con seguridad cuando se lo llamó a la acción. Apenas 3 veces en 90 minutos. Volvió y es una buena señal.

Gabriel Mercado (7): Fue, fue y fue. Un tractor por la derecha. Aportó mucho en ofensiva y nunca sufrió a sus espaldas.

Jonatan Maidana (7): Sólo una vez en 90 minutos se le escapó un delantero, y en una pelota parada. Los otros 89 minutos redujo a cero la posibilidad de gol rival. Corta a tiempo siempre.

Ramiro Funes Mori (6): Un tanto más disperso que Maidana, pero igualmente de efectivo. Rápido, siempre a tiempo para salir al cruce y también para alejar peligro por abajo.

Leonel Vangioni (7): Todolantero. Va, viene, marca, desborda… Hace todo y bien. Centro preciso para el primer gol, clave en la apertura del partido..

Carlos Sánchez (7): Repitió otra gran actuación, abrió el encuentro con una volea magistral y le aportó dinamismo al equipo en los últimos 30 metros.

Matías Kranevitter (8): Un león. Corrió hasta la última bocha del partido, casi 50 pases entregados correctamente, más no se le puede pedir. Es la balanza de un equipo vertiginoso.

Ariel Rojas (6): Trabajo silencioso, tapa baches para que el equipo no se desequilibre. Aportó en defensa, se sumó al ataque en llegadas a puro toque.

Leonel Pisculichi (6.5): Pinceladas de clase para dejar mano a mano con sus compañeros. Se siente cómodo en la posición de enganche, siempre pensando en habilitar más que en su gol.

Rodrigo Mora (7): Más veloz y vertiginoso que inteligente. Aportó gol, volvió a gritar con la banda, marcó diferencia en una defensa estática. Para trabajar sus errores en la toma de determinaciones, sólo un detalle.

Teófilo Gutiérrez (9): Cuatro goles en tres partidos. Goles de goleador, goles de la cabeza, goles de todos los colores para demostrar porque es fundamental que se quede. Siete días para que cierre el libro de pases en Europa, a tachar los días…

Tomás Martínez (7): Pagó tanta confianza. Entró con el partido en marcha y se asoció con sus compañeros como si hubiese estado desde el minuto 0. Crack. 50% del cuarto gol le pertenece.

Lucas Boyé (6): Encarador, picante y siempre al borde de la conquista. Ya se le va a abrir el arco…

Giovanni Simeone: no califica.