Sánchez, otro que gozó

El ex Godoy Cruz es el dueño de la banda derecha y hace que Carbonero ya no se extrañe tanto. Carlitos metió un golazo para abrir el 4-0.

Justo contra Godoy Cruz la tenía que meter en su vuelta a River tras el paso por el Puebla de México. Justo contra el equipo que le dio chapa en el fútbol argentino y que hizo que Almeyda se fijara en él. Por eso pidió perdón después de meter el golazo que abrió el 4-0 en Mendoza.

De Carlos Sánchez se habla, quien metió su 11° tanto con la banda roja en su segundo ciclo en Núñez luego del exilio azteca, donde no quiso irse pero lo “obligaron” para liberar un cupo a mediados de 2013. Sufrió la distancia, pero no se quiere ir más del club.

Por eso se comprometió a romperla y hacer todo lo posible para que Carbonero, clave en el último título, se extrañe poco. Por ahora lo está logrando.

Imagen: Diario Los Andes