“Me gustaría sumarle más llegada y gol a mi juego”

Ariel Rojas se ganó el puesto como volante por izquierda, pero quiere más: “Por mi perfil bajo soy poco reconocido”, dice.

Llegó con Almeyda, se asentó definitivamente con Ramón Díaz y quiere hacer lo mismo con Gallardo. Ariel Rojas hace ya dos años que está en River. Parece que ya superó aquella etapa de reproches y murmullos, aunque la sensación es que el público siempre lo mirará con desconfianza. Aún cuando haya demostrado que un futbolista útil, complementario, inteligente, que tiene buen pase y le pega muy bien a la pelota. “Quizás por mi perfil bajo soy poco reconocido, ya me pasó en Godoy Cruz”, dijo en América & Closs.

El de Garín arrancó en el banco, pero fue incluido en la movida del Muñeco para jugar con Central. Ahora será complicado que Rojas pierda el lugar con el Malevo Ferreyra, quien arrancó en ese puesto. Aunque los dos tengan características diferentes, Gallardo quieren que jueguen de lo mismo, arrancando bien abiertos por el costado izquierdo dentro de su 4-3-1-2. Y Rojas, como en la era del riojano, no tiene problemas. O juega cerrado o se planta más cerca de la raya. “Con Ledesma teníamos un juego más corto. Ahora con Kranevitter me encontré más abierto”, contó.

Igual, el nacido en las inferiores de Vélez quiere más. Todavía no puede creer el gol que se perdió con el arco a su disposición. Pero le acertó al palo. Y entonces afirma: “Me gustaría sumarle más llegada y gol a mi juego”.

Sobre lo pasó contra el Canalla, Rojas repasó: “El primer tiempo salió lo que habíamos pensado en la semana. La intención es presionar bien arriba, pero es imposible hacerlo bien si antes no tenés la pelota, porque cuando la perdés la recuperás rápido, ya que las líneas quedan juntas y compactas. En el primer tiempo se vio una rotación constante para no darle posiciones fijas al rival. Creemos que lo del otro día puede ser una constante, pero se necesita mucho trabajo”.