“No voy a usar a River de enfermería”

Se cierra el mercado de pases y Aimar, si bien fue anotado la semana pasada, no se sumará a River. El enganche avisó que hasta diciembre no habrá definiciones.

Que sí, que no, que sí, que no…

El jueves pasado, River vendió a Lanzini y, para contrarrestar el efecto, anotó en AFA a Pablo Aimar, jugador libre, 34 años, operado hace unos meses de un sobrehueso. La dirigencia quería mostrar al cordobés como el nuevo refuerzo, como la vuelta de un hijo pródigo. Por ahora se quedará con las ganas. Porque el Payaso no vuelve. Se insiste: por ahora.

“Quería estar al 100%, pero este no es el caso. Dentro de unos meses mejoraré. Prefiero esperar un poco más. No quiero usar a River como enfermería”, declaró en diálogo con el programa ‘Pelota de trapo’, de FM Maradó de Río Cuarto. Y agregó: “Con los dirigentes de River ya está todo claro, ya hablé con ellos. Me dijeron que el interés seguirá el año que viene, y eso para mí es muy ilusionante”

Aimar, que está en contacto permanente con Francescoli, le avisó al secretario técnico que aún quiere esperar, que desea sentirse 10 puntos físicamente para regresar a Núñez. Ya lo había dicho la semana pasada: “Para jugar un partido y parar tres, no vuelvo”. Y por ahí va la cosa.

¿Esto quiere decir que ya no vuelve? River aún puede anotarlo en la Copa Sudamericana y en el torneo se le puede buscar una vuelta “reglamentaria” por la operación de Fernando Cavenaghi, quien estará afuera de competencia hasta 2015. Pero hasta diciembre no habría cambios en el panorama de un regreso que se demora más de la cuenta.