Aire de cambio

Si después del partido había reconocido que por momentos el equipo había jugado al nivel que él pretendía, en la primera práctica de fútbol de la semana no lo evidenció. Marcelo Gallardo metió mano e hizo cinco cambios con respecto al empate contra Gimnasia de la Plata.

A la ya conocida salida de Marcelo Barovero por lesión y el lógico ingreso de Julio Chiarini, el DT corroboró la necesidad de enviar a la cancha a los más experimentados en la delantera y paró un equipo muy distinto al que jugó en La Plata.

En el entrenamiento vespertino, River fue: Chiarini; Mercado, Maidana, Funes Mori, Vangioni; Sánchez, Kranevitter, Rojas; Pisculichi; Mora y Teófilo Gutiérrez. Estos vencieron 3-1 a la reserva, con goles de Maidana, Mercado y Mora.

Los que salieron, entonces, fueron: Barovero, Ponzio, Ferreyra, Driussi y Boyé. ¿Definitivo? Una prueba por ahora, pero hay mucho de futuro cercano en ese test. El domingo, en el Monumental y ante Rosario Central, River será otro River.