“No queda otra que operarme”

Cavenaghi confirmó que pasará por el quirófano por la bursitis y no jugará en lo que resta del año. A ponerse bien para la Libertadores.

Quiso sacar del bisturí, pero será imposible. Consultó a varios médicos. Hasta pensó en irse a EEUU o Barcelona a hacer una interconsulta. Probó con varios tratamientos. Pero no hubo caso. “No queda otra que operarme”, confirmó Fernando Cavenaghi en El Superclásico, por AM 950. El jueves será la intervención.

Era un secreto a voces, pero restaba la sentencia del goleador, quien ahora estará un largo tiempo parado. ¿Cuánto? No hay plazos, todo depende la evolución de la bursitis en el dedo gordo del pie derecho. Pero la idea es volver con todo en 2015 para jugar la Copa Libertadores. Y antes realizar una pretemporada a fondo para llegar bien al certamen internacional.

Desde marzo, cuando comenzó a infiltrarse por los dolores, Cavenaghi sabía que esto podía pasar. River perderá a quizás su jugador más importante. Lo relevante es que regrese óptimo.