Chau, Manu

Finalmente, Lanzini se va a Al-Jazira de Emiratos Arabes. A River le quedarán 6 millones de dólares limpios por un jugador clave en la obtención del último título.

Y un día se fue. Amagó con hacer las valijas hace un año, cuando la anterior CD le ponía un moño y lo vendía al Baniyas de Emiratos Arabes, donde finalmente continuará su carrera. La historia se cerró hoy, en Ezeiza, despidiéndose de sus ya ex compañeros y el cuerpo técnico.

“Quiero irme campeón”, dijo él, plantándose y cumpliendo al poco tiempo, siendo clave en la obtención del título y un jugador fundamental para Ramón Díaz. Pero Manuel Lanzini deja River, con 133 partidos jugados y 18 goles convertidos.

El 10 fue transferido a Al-Jazira Sporting Club en 6 millones de dólares limpios para el club, que evaluó algunas ofertas y finalmente se decidió por aceptar la plata de los árabes. Una mala noticia para Gallardo, quien hace unas semanas había dicho “si se va no tengo reemplazante”. Ahora se las tendrá que rebuscar con alguno que llegue, con Pisculichi, al que no considera enganche, con un pibe de la casa como Tomás Martínez o, bien, modificar el sistema, como pasó en el ensayo del jueves, cuando metió a Rojas.

Lanzini era un jugador que le daba cambio de ritmo, velocidad y esa verticalidad que el técnico pretende para su River. Pero los dirigentes, urgidos por una débil situación económico-financiera que se sostiene en parte por la venta de jugadores, consideraron que era el momento justo para transferirlo.

Además, en un año Lanzini quedaba libre, lo cual representaba un riesgo. ¿Y si en 6 meses, como ampara la ley, el futbolista decidía irse con el pase en su poder y al club no le quedaba un peso? Eso también pesó a la hora de tomar la decisión. River vendió el 80% de la ficha, ya que el resto es del jugador y de la empresa ML S.A.

Chau, Manu.