“Ojalá me pueda dar el gusto de dirigir a River”

Jorge Sampaoli es fanático del millonario y quiere sacarse la espina desde el otro lado de la línea de cal. Mientras, sigue en Chile.

Dice que hasta vendió un auto por hacer un viaje para ver a River. Que en su Casilda natal se paseaba con la camiseta como si nada pasara. Que discutía acaloradamente con sus vecinos. Que ponía la radio a todo volumen para escuchar los partidos. Ese “loco” era Jorge Sampaoli, hoy entrenador de la selección chilena.

A los 55 años, Sampa aún tiene un sueño pendiente. Y lo dijo en radio Vorterix: “Ojalá me pueda dar el gusto de dirigir a River en el final de mi carrera”. ¿Se dará? Por lo pronto, él seguirá en Chile hasta el Mundial de Rusia 2018, siempre y cuando la Roja se clasifique. En su horizonte inmediato está la Copa América, que justamente se jugará del otro lado de la Cordillera de los Andes.

Sampaoli, incluso, estuvo en la carpeta de Francescoli y Patanian cuando renunció Ramón Díaz, aunque por el Mundial era imposible esperarlo y terminó asumiendo Gallardo. Quizás en el futuro todos puedan cerrar la historia pendiente.