Bienvenido de regreso, Tigre

Tuvo que pasar un Mundial y siete meses para que Radamel Falcao volviera a jugar. Después de la rotura de sus ligamentos cruzados, el ex River retornó a las canchas y fue testigo del gol de Lucas Ocampos en el 2 a 2 contra Valencia.

Se perdió la máxima competencia y eso nadie se lo va a sacar. Pero el Tigre ya sabe lo que es lucharla, tuvo que hacerlo en Núñez cuando sufrió una lesión del mismo estilo en su mejor momento tras su debut. Y volvió, y se convirtió en el mejor ‘9’ del Mundo (según Josep Guardiola, nada más y nada menos).

Por eso, nadie dudaba de su regreso. Fue en Inglaterra, país que aloja los equipos que lo pretenden (Arsenal, Manchester City y Chelsea), y en la Emirates Cup. A los 25 minutos del complemento, y con el encuentro 2 a 1 en desventaja, el delantero de Santa Marta, Colombia, reemplazó a Dimitar Bervatov.

Minutos antes había ingresado Lucas Ocampos que con la presencia del colombiano como referencia de área, se sacó tres jugadores de encima y la clavó al palo del arquero para igualar las acciones y darle una sonrisa a su colega y compañero de historias Millonarias.

Bienvenido de regreso, Tigre. Y felicitaciones Lucas.