Interesante debut

Ante la falta de delanteros, Gallardo puso a los pibes del club y el que más se destacó fue Lucas Boyé. Hay futuro.

Sorprendió el Muñeco, quien había probado con Sánchez como 8 y adelante Pisculichi y Mora. Sin embargo, el DT tiró a la cancha a Driussi, Andrada y Boyé, todos pibes del club. Y el que mejor anduvo de los últimos tres mencionados fue Lucas.

Lucas es Boyé, quien ya había jugado un amistoso contra el combinado de San Luis, cuando el DT era Ramón Díaz. Ahora, con Gallardo, éste escuchó los consejos de los dirigentes y de los entrenadores de las inferiores y le dio pista. Lo vio en la pretemporada y, ante la falta de delanteros, se convenció de darle una chance.

Boyé aprovechó la oportunidad. Tuvo un muy buen primer tiempo, sobre todo en una maniobra en la que pasó a dos rivales y si no fuera porque lo estorbó Andrada había quedado bien perfilado para darle al arco. En el segundo tiempo se quedó, quizás por el lógico cansancio de jugar a un ritmo más intenso que el habitual.

Sin Cavenaghi, con Teo en veremos y con la CD viendo cómo destraba lo de Pratto, Boyé se transforma en una buena alternativa. Ojo, que no lo quemen.