¡Traigan un delantero!

Es el reclamo de Gallardo, quien no sabe cuándo volverá a contar con Cavenaghi y ve, como la CD, difícil la continuidad de Teo. El sueño de Scocco y los ofrecimientos de varios puntas. 

De tener variantes a reclamar casi con desesperación un delantero. Así anda Marcelo Gallardo por estas horas. Sabe que la vuelta de Fernando Cavenaghi está atada al tratamiento que realiza el goleador por la bursitis que lo aqueja en el dedo gordo del pie derecho. Y que si esto no funciona, el 9 se tendrá que operar y se perderá todo el torneo. Entiende también el Muñeco que Teo Gutiérrez no volvería a ponerse la banda roja. El colombiano sigue en su país y como River no le pagó al grupo inversor que el año pasado puso 3,2 millones de dólares por el 50% de la ficha del delantero, entonces su representante se lo quiere llevar a Europa aunque aún tenga dos años de contrato con el Millonario. Panorama difícil…

Volvió Mora de la U de Chile tras seis meses de préstamo, pero el compañero del uruguayo en el ataque hoy es un pibe. Gallardo probó con Driussi y también cuenta con Boyé y Andrada. No es suficiente para afrontar la triple competencia. Y aunque lo de Teo se arregle, el Muñeco quiere un delantero.

El sueño es Ignacio Scocco, fanático de River, quien tendría acordado su regreso a Newell’s, con billetera para comprarle su ficha al Sunderland inglés. En River no quieren hacer locuras aunque Nacho sea del gusto de todos.

Después están los ofrecimientos. Uno que apareció fue el de Valentín Viola, el ex Racing. El dueño de su pase es Sporting Lisboa, dispuesto a negociar. En la misma línea están Lucas Albertengo, de Atlético Rafaela, y Andrés Chávez, de Banfield, pretendido por Boca.

¿Vendrá alguno? Lo cierto es que Gallardo quiere un delantero lo antes posible.