Casi héroe…

Las palabras de Mascherano quedarán inmortalizadas: “Hoy te convertís en héroe”, le dijo a Chiquito Romero antes de los penales ante Holanda. Pudo ser la misma suerte para Chiarini, sin embargo, en su debut, erró el penal con el que River perdió ante Millonarios de Colombia.

Sabe su lugar en el equipo. Pero, para darle rodaje, Marcelo Gallardo decidió darle un tiempo completo para comenzar a amigarse con el arco más grande del mundo. La suerte del partido quiso que a menos de 20 minutos de su primera intervención, un error en el medio de la cancha lo dejara con poco margen para salvar el gol de Plata -el 2 a 1 transitorio-.

Aunque como el fútbol da revanchas, el gol de Urribarri le permitió llegar a la tanda de penales, lugar en el que podría haber comenzado a ganarse el respeto del hincha riverplatense. No hubo suerte. Los goles colombianos, el error de Andrada en el cuarto penal y la listita que armó el DT lo dejaron en lugar de la decisión y allí falló. El quinto penal quedó en su pie y la pelota se fue desviada, motivo por el que River terminó cayendo por 4 a 2.

Logicamente, lo suyo es atajar y no meter goles. Pero tuvo una oportunidad inigualable para entrar derechito a la ídolatría y la dejó pasar…